Campaña de julio | Palo Colorado

El pozo de la comunidad se secó y colapsó a solo quince minutos del centro de San Miguel

IMG_3053 (2).JPG

Si llegas a visitar la comunidad de Palo Colorado posiblemente reconocerás algunas caras, ya que muchos de los residentes viajan diariamente a San Miguel de Allende donde trabajan como meseros, cocineros, vendedores en comercios, ayudantes domésticos, en la construcción de viviendas y otros empleos.

No nos sorprendió en absoluto que Casita Linda, una ONG de San Miguel que construye casas para familias de bajos ingresos, seleccionará a Palo Colorado como beneficiaria para su proyecto. A medida que el proyecto avanzaba, quedó claro que la cantidad y calidad de agua en este lugar es un serio problema.

Fue entonces cuando Casita Linda contactó a Caminos de Agua para determinar la gravedad del riesgo presente en el agua y para ayudar a la comunidad a organizarse para construir sistemas de captación de agua de lluvia para las nuevas casas.

Trabajando en conjunto con los beneficiarios, en su mayoría mujeres, ayudamos a construir un sistema de captación de agua de lluvia en la escuela primaria. Sirvió como una oportunidad para que la comunidad se capacitará y desarrollará las habilidades necesarias en la construcción de sus cisternas.

Armados con el conocimiento y habilidades adquiridos y el financiamiento proporcionado por Casita Linda, en 2018 nuestras organizaciones se asociaron con la comunidad para construir siete sistemas de agua de lluvia domésticos. Éstos proporcionarán suficiente agua limpia para beber y cocinar durante todo un año. En 2019 construiremos seis sistemas más.

Y justo a tiempo, porque mientras se construían los primeros sistemas el pozo de la comunidad se secó y colapsó dejando a Palo Colorado y sus casi 200 familias sin ninguna fuente de agua hasta que se pudo perforar un nuevo pozo.

Feed the Hungry, otra ONG local, dirige un comedor que ofrece almuerzos en la escuela primaria y preescolar de Palo Colorado. Después de detectar niveles preocupantes de arsénico en el nuevo pozo, quedó claro que preparar comidas saludables para niños con agua contaminada, o servir esa agua junto con alimentos nutritivos, simplemente no encajaba dentro de su misión. Fue entonces que Feed the Hungry decidió trabajar con nosotros en la rehabilitación del sistema de captación de agua de lluvia en la escuela.

La situación en Palo Colorado está mejorando, pero las condiciones generales solo han empeorando. Ahora es cuando debemos actuar.

Hay más de 680,000 personas que dependen del Acuífero del Alto Río Laja para su agua potable, esto incluye la región del Municipio de San Miguel Allende. El crecimiento desmedido de la agroindustria de hortalizas para exportación no da señales de disminuir. Esto hace que los niveles freáticos desciendan rápidamente incrementando así las concentraciones de arsénico y fluoruro en el agua que pueden causar graves problemas a la salud. Si bien los niveles de contaminación pueden variar dentro del área de la región, todos corremos el riesgo de estar expuestos al arsénico  y fluoruro a medida que que descienden los niveles freáticos.

Al apoyar el trabajo de Caminos de Agua estas ayudando a las comunidades con mayor riesgo. También permites lo siguiente: que sigamos analizando y monitoreando los niveles de contaminación,  crear una base de datos que está abierta a la consulta de todos, educar al público, desarrollar nuevas soluciones, y que trabajemos con el gobierno en varios proyectos e iniciativas.

Melissa Landman